Arco de Medina

ARCO DE MEDINA

El Arco de Medina es neoclásico de ladrillo, con frontón y aletas curvas rematadas con bolas escurialenses, un escudo de la ciudad muy erosionado en granito, y algunas reminiscencias mudéjares en sus estribos como testimonio de permanencia de un modo de construir. Fue construido en 1976 como arco conmemorativo y restaurado en 1985, al igual que el puente ha sido fue declarado Bien de Interés Cultural.