Plaza de la Villa

PLAZA DE LA VILLA

Centro histórico de la antigua villa, es un bellísimo y sugerente ejemplo de arquitectura popular castellana medieval, soportalada en casi su totalidad, con sus 31 columnas de piedra y admirablemente, 25 de madera; sus casas con entramos de madera y ladrillo; flanqueada por esas tres torres mudéjares, cada una distinta y las tres, ejemplos extraordinarios de ese mudéjar castellano del foco arevalense.

En esta plaza se encuentra la casa donde vivió y murió el escritor y gran poeta Nicasio Hernández Luquero, con sus recuerdos personales y su biblioteca.