Puente de los Barros



Sobre el río Arevalillo, fue conocido en la Antigüedad como “Puente de los Arcos”, por que tenía sobre él dos torres con arcos de acceso, que desaparecieron; hace unos años, cuando fue restaurado, se pudo comprobar la cimentación de las mismas.

Para algunos autores que han tratado sobre este puente, su origen fue romano, aunque trasformado profundamente en la edad media; como apoyo de esta hipótesis, junto a él se localizaron restos de una antigua calzada , identificada como calzada romana que desde Ávila se dirigía a Simancas. También hay restos de otra más moderna que comunicaba con el noroeste de España, que en algunos puntos se confunde y aún se superpone a la anterior.

Para otros se trata de un puente medieval, de arquitectura mudéjar.

Consta de un sólo arco grande, semicircular, con triple archivolta y recuadrado, con friso de ladrillos en esquinilla.