Categoría: Monumentos

Puente de San Julián

PUENTE DE SAN JULIÁN O DE LA ESTACIÓN

Construido en la época de Carlos III sobre uno anterior que era de madera, del que tenemos noticias en 1545. Tiene cinco amplios arcos semicirculares de piedra de granito y en sus pilares, refuerzos espolonados. Se sometió posteriormente a alguna reforma de refuerzo y consolidación

Categoría: Monumentos

Puente de San Julián

PUENTE DE SAN JULIÁN O DE LA ESTACIÓN

Construido en la época de Carlos III sobre uno anterior que era de madera, del que tenemos noticias en 1545. Tiene cinco amplios arcos semicirculares de piedra de granito y en sus pilares, refuerzos espolonados. Se sometió posteriormente a alguna reforma de refuerzo y consolidación

Categoría: Monumentos

Puente de Valladolid

Es un de los puentes mudéjares construidos poco después de la repoblación, sobre el río Adaja. Fue conocido en la Antigüedad como “la puente llana” y saliendo de él se aglutinaba el caserío del barrio “El Almocrón”.

Tiene siete ojos, de tamaño desigual, de arcos apuntados y de recuadros con tres o cuatro molduras de ladrillo en archivolta, y alguna cenefa de esquinillas. El arrastre de arenas ha colmatado en parte sus muros, de forma que algunos de los ojos más pequeños, casi están ocultos por las arenas.

Sobre él había una puerta-torre de las murallas, almenada que desapareció el siglo pasado.

En un derrumbe ocasionado hace unos años por una tormenta, la fuerza de las aguas ha dejado al descubierto una zona donde se aprecian diferentes recrecidos de su calzada. En años de grandes crecidas del Adaja, aparenta más un dique que un puente, por tapar sus aguas los ojos.

Categoría: Monumentos

Puente de los Barros



Sobre el río Arevalillo, fue conocido en la Antigüedad como “Puente de los Arcos”, por que tenía sobre él dos torres con arcos de acceso, que desaparecieron; hace unos años, cuando fue restaurado, se pudo comprobar la cimentación de las mismas.

Para algunos autores que han tratado sobre este puente, su origen fue romano, aunque trasformado profundamente en la edad media; como apoyo de esta hipótesis, junto a él se localizaron restos de una antigua calzada , identificada como calzada romana que desde Ávila se dirigía a Simancas. También hay restos de otra más moderna que comunicaba con el noroeste de España, que en algunos puntos se confunde y aún se superpone a la anterior.

Para otros se trata de un puente medieval, de arquitectura mudéjar.

Consta de un sólo arco grande, semicircular, con triple archivolta y recuadrado, con friso de ladrillos en esquinilla.

Categoría: Monumentos

Puente de Medina

PUENTE DE MEDINA

Es una de las muestras más notables de la ingeniería medieval en obras públicas, de estilo mudéjar; es notable tanto por sus dimensiones con una longitud de 140 m y 18 m. de altura sobre el cauce del río Arevalillo, como también por la época de su construcción, S. XIV.

Tiene cinco ojos con arcos apuntados, el central es el mayor y tiene cuatro archivoltas; le siguen en dimensiones los dos de sus lados, con triple archivolta y enmarcados los tres en alfiz; los de los extremos son menores y son arcos de descarga.

Tiene este puente la característica de unos pasadizos, abovedados en sus pilares, que comunican los tres arcos centrales y unas galerías que suben por su interior; pertenecen a sistemas de defensa que aún no se han descifrado.

Tenía sobre él una de las puertas de la muralla de la villa, según consta en 1543, con un torreón del que apenas quedan restos en un malecón de piedras de rajuela, desgajado a uno de sus costados.

Fue restaurado en 1981 y declarado Bien de Interés Cultural.

Categoría: Monumentos

Plaza de la Villa

PLAZA DE LA VILLA

Centro histórico de la antigua villa, es un bellísimo y sugerente ejemplo de arquitectura popular castellana medieval, soportalada en casi su totalidad, con sus 31 columnas de piedra y admirablemente, 25 de madera; sus casas con entramos de madera y ladrillo; flanqueada por esas tres torres mudéjares, cada una distinta y las tres, ejemplos extraordinarios de ese mudéjar castellano del foco arevalense.

En esta plaza se encuentra la casa donde vivió y murió el escritor y gran poeta Nicasio Hernández Luquero, con sus recuerdos personales y su biblioteca.

Categoría: Monumentos

Plaza del Real

PLAZA DEL REAL

Denominada así por estar en ella la fachada principal del Palacio de los Trastámara; se formó ampliando la antigua y pequeña plaza que se abría a la entrada del Alcocer, para lo cual fueron derribados varios edificios, hasta conseguir un mayor espacio público.

La actual Casa Consistorial es un edificio reestructurado a finales del siglo pasado. Su portada de granito es una parte de lo que fuera el palacio de los Río Ungría, que fue trasladada poco después de la desaparición de aquel palacio, que estaba en la misma plaza.

La fachada del Alcocer que da a esta plaza, es posterior y fue añadida al cuerpo del edificio de Concejo. Junto a él está la fachada de la segunda de los Sexmos, con un precioso escudo de la ciudad que tiene la fecha 1571, procedente de la "Casa de la Carnicería" o Fielato, esa es la fecha de su fundación y estaba en la Plaza de Arrabal, desde donde fue trasladado el siglo pasado.

En sendos pedestales están dos esculturas del artista Juan de Avalos, que representan a Eulogio Florentino Sanz, el gran poeta romántico que nación en esta plaza; la otra representa a Emilio Romero, el maestro de periodistas y escritor natural de esta ciudad.

Categoría: Monumentos

Plaza de San Pedro

PLAZA DE SAN PEDRO

Es la plaza de la zona más antigua de la ciudad, su primer centro urbano. Nada se conserva de su primitiva fisonomía a raíz del incendio del barrio por la "francesada". En su centro ha sido colocada una fuente, reproduciendo su piña la de los "Cuatro Caños" de la Plaza de la Villa.

En sus inmediaciones tenemos una fachada de granito adintelada y con un escudo nobiliario, resto de alguna edificación anterior de más empaque.

Situada en unos de sus ángulos, hacia la fortaleza, estuvo la Iglesia de San Pedro, quizá la más antigua de las arevalenses. Fue la última que desapareció del paisaje urbano a finales del siglo pasado.

Categoría: Monumentos

Plaza del Arrabal

PLAZA DEL ARRABAL

Esta plaza, centro comercial de la ciudad, nació ya en el S .XII cuando comenzó el ensanche del arrabal, de ahí su nombre. La muralla sur que trascurría río a río, tenía delante un amplio foso y frente a él se comenzaron a construir una serie de manzanas de forma irregular.

Cuando la muralla pierde su carácter defensivo, el foso es colmatado y sobre él se construyen otros edificios que ocuparían su espacio.

En muchos edificios de su lado norte, aún afloran partes de ese primer recinto amurallado, incluso con sus almenas.

Tiene soportales en casi todos sus lados, nacidos para la mercadería y las ferias, que en ellas se celebraban desde la edad media. Una característica curiosa es que casi todas las columnas y sus capiteles son distintos, porque muchos fueron reutilizados de otras construcciones anteriores.
Fue un coso taurino en muchas ocasiones, siendo la última 1957.

Categoría: Monumentos

Castillo

CASTILLO

Según las antiguas leyendas, sería una fortaleza cartaginesa sobre la que después, según otra tradición, estaría el castillo en el que se refugiaron los cristianos a la llegada de los árabes en el año 711.

Lo más primitivo que se conserva del edificio es el núcleo de la torre del Homenaje, que fue torrepuerta de las murallas al Adaja, posteriormente incluida dentro de dicha torre, como bien se aprecia en el lienzo este y en el interior.

La ampliación del castillo, ya ejecutada a mediados del S. XIV, se realizó en piedra caliza, con la planta pentagonal que hoy tiene.

A mediados del S. XV se realizan obras al más puro estilo mudéjar, con influencias italianas en los métodos de fortificación, que es lo que se aprecia en ladrillo.

A comienzos del S. XVI se realizan reformas. Entre ellas las troneras que las trasforman en fortaleza de artillería, se cubre la torre de Homenaje con un chapitel de hoja de lata rematada por un guerrero y se añaden las defensas delante, hacia la población con foso y muros en escarpe, con dos pisos abovedados y arpilleras para arcabuces y cañones, actualmente desaparecidas.

En 1812 deja de ser patrimonio real y su recinto arruinado es utilizado como cementerio hasta finales de siglo.

En 1952 lo restaura con excesiva libertad el Ministerio de Agricultura y es convertido en silo. Hoy está acondicionado para reuniones y tiene un importante Museo de Cereales.

Categoría: Monumentos

Arco de los Descalzos

ARCO DE LOS DESCALZOS

Este arco fue parte del convento de Franciscanos Descalzos de San Lázaro, que vinieron a nuestra villa en 1588 bajo el patronazgo del Inquisidor Juan Meléndez de Ungría y se instalaron en unas casas contiguas al antiguo Hospital de San Lázaro y estuvo sometido a la reforma de San Pedro de Alcántara.

Está situado en la calle de su nombre junto a las cuestas del río Adaja, arriba del antiguo Molino de D. Álvaro de Luna.

El arco es de estilo neoclásico en ladrillo, como otras portadas de esa época.

En la Calle Arco de Ávila, portada de una casa solariega de los Montalvo Moncaraz, del S. XVII, puerta adintelada de piedra con blasones nobiliarios y algún curioso arco lobulado en ladrillo

Categoría: Monumentos

Arco de Medina

ARCO DE MEDINA

El Arco de Medina es neoclásico de ladrillo, con frontón y aletas curvas rematadas con bolas escurialenses, un escudo de la ciudad muy erosionado en granito, y algunas reminiscencias mudéjares en sus estribos como testimonio de permanencia de un modo de construir. Fue construido en 1976 como arco conmemorativo y restaurado en 1985, al igual que el puente ha sido fue declarado Bien de Interés Cultural.

Categoría: Monumentos

Murallas y Arco de Alcocer

MURALLAS Y ARCO DEL ALCOCER

Las Murallas limitan con el Arrabal por el sur, en un tramo más o menos recto desde el castillejo de San José en el Adaja, hasta el San Juan en el Arevalillo, que luego se amolda a la forma natural del promontorio por las cuestas de los ríos, sus fosos naturales, para unirse al castillo, al norte de la población.

Con un perímetro aproximado de 1630 m. y una superficie de 20 hectáreas, sus obras duraron muchos años, quizás hasta finales del siglo XII, si bien las reformas se sucedieron a lo largo de la historia. Debió de tener cinco puertas y un par de portillos, algunas de ellas con puente levadizo.

En cuanto a su fisionomía, tiene dos partes claramente diferenciadas. Los lienzos del promontorio de los ríos, son irregulares en su trazado, adaptándose al terreno, menos altos por la profundidad de los escarpes y de la mampostería, con alguna torre sin regularidad en su disposición. Es la zona más deteriorada.

El lienzo sur, es más regular en su trazado, con torres cuadradas de poco saliente, almenadas y dispuestas cada treinta metros aproximadamente. Es obra mudéjar con esquinales y rafas de ladrillo, y mampostería de la piedra caliza dura característica de las piedras locales.

La puerta del Alcocer, era la principal y la única que se conserva. Consta de un potente torreón con sucesivos arcos apuntados que, a modo de túnel, nos conduce a la plaza del El Real. Su fachada, es un gran arco de triple archivolta recuadrada en alfiz y con el característico friso de esquinillas.

Categoría: Monumentos

Casa de los Sexmos

CASA DE LOS SEXMOS

Antiguo Lugar de reunión de los representante de los Sexmos–Sexmeros, organización comarcal que administraba los bienes comunes del centenar de pueblos que la formaban. Aquí en 1494, en la Sala de Juntas, fue ratificado el importante "Tratado de Tordesillas" entre la corona de Castilla y Portugal dividiendo las "Tierras del Mar Océano" recién descubiertas.

Hacia 1530 pasó al nuevo edificio de la Plaza del Real; desde entonces fue alberguería para los sexmeros de la Tierra en sus estancias de la villa.

En su antigua Sala de juntas conserva un precioso artesonado recientemente restaurado por la Escuela taller.

En su fachada se colocó un escudo de la ciudad, copia de uno de los antiguos que se conservan, cuando fue restaurada por los años cincuenta y desde sus balcones presenciaban las justas, los toros y otros festejos los Sexmeros, Justicias, regidores y en algunas ocasiones los mismos Reyes.

Categoría: Monumentos

Alhondiga

ALHONDIGA

Existió desde muy antiguo una institución modelo en su estilo, denominada "Pósito del Panadeo y Alhóndiga de los Labradores" que se encargaba de administrar los bienes del "Común de Vecinos", tanto en dinero como en cereales. En el concejo se administraban los bienes en caudales, guardados bajo tres llaves y el grano se guardaba en paneras, tanto en la villa como en los pueblos de los diferentes sexmos. Era el elemento regulador, asegurando grano, tanto para el pan como en simientes para asegurar las siembras, sobre todo en años de malas cosechas.

Este edificio fue fundados por el Capitán Sancho Verdugo en 1537, con portada de arco semicircular adintelado y frontón curvo adornado con las clásicas bolas, bajo el recuadro tiene uno de los escudos más antiguos de la villa. Hoy es la Biblioteca Municipal.

Categoría: Monumentos

Colegio de los Jesuitas

COLEGIO DE LOS JESUITAS

D. Hernán Tello de Guzmán y Dª María Tello de Deza dedicaron su enorme patrimonio a la fundación del Colegio de la Compañía de Jesús.

Desde 1595 hasta finales de Marzo de 1767, se impartirían clases de Gramática y Latinidad, con una media de 30 a 50 alumnos internos. Su iglesia, se convirtió en 1771 en parroquia de San Nicolás, al desaparecer ésta por abandono de su feligresía.

En cuanto a su arquitectura, destaca su iglesia hoy ruinosa, de planta típicamente jesuita, con hermosas bóvedas barrocas que recuerdan el modo de hacer de Pedro Matos, y su crucero con cúpula. La portada es de piedra de granito con arco grecorromano, columnas pareadas de capiteles jónicos, en el cuerpo superior una hornacina avenerada entre volutas que debió tener la imagen del titular Santiago Apóstol, y rematando un frontón con el escudo de la Compañía, que después fue sustituido por el de Carlos III, en piedra arenisca.

Categoría: Monumentos

Palacio de Río Ungría

PALACIO DE RÍO UNGRÍA

Era una de las fachada más bellas de la arquitectura renacentista civil de nuestra ciudad. Prototipo de casa-palacio.

Fachada de granito y columnas de orden dórico con pináculos blasonados, en el cuerpo bajo; en el cuerpo superior se repiten las mismas columnas pero algo menores y rematado por una galería con un gran escudo. Parte de esa fachada fue insertada en la Casa Consistorial. En su interior tenía un patio porticado.

Construido mediado el S. XVI, por una de las ramas de los nobles Río Ungría

Categoría: Monumentos

Palacio de los Montalvo

PALACIO DE LOS MONTALVO

En la calle Arco de Ávila, se encuentra la portada de una casa solariega de los Montalvo Moncaraz, del S. XVII. Este cuenta con una puerta adintelada de piedra con blasones nobiliarios y algún curioso arco lobulado en ladrillo. Fue cuartel de la Guardia Civil antes de construir el edificio propio.

Categoría: Monumentos

Palacio de los Gutiérrez Altamirano

PALACIO DE LOS GUTIÉRREZ ALTAMIRANO

Esta hermosa casa-palacio de los Señores Altamirano, entroncada con la rama de los Fontiveros, sobre su adintelada puerta de granito, campean los escudos con el Águila de los Sedeño, el Castillo de los Altamirano y los Roeles de los Gutiérrez. Tiene un balcón esquinado con columna de capitel jónico, muy semejante a los característicos balcones esquinados extremeños. Hace esquina con el Callejón del Paraíso.

En este palacio vivieron los abuelos de Hernán Cortés.

Por este callejón se llega a otro palacio con notable portada que perteneció a los Osorio, en la plazuela de San Andrés.

Categoría: Monumentos

Palacio del Conde de Vadeláguila

PALACIO DEL CONDE DE VALDELÁGUILA

Mandado construir a finales del S. XVI por D. Miguel de los Santos Teijeiro oriundo de Galicia y casado con Dª Juana de Tapia y Meléndez, segundos marqueses de Villasante y Condes de Valdeláguila. También es conocido como torre del Marqués de Villasante.

Tiene una hermosa torre con arquerías en la última de sus cinco plantas, de columnas jónicas y blasones en las esquinas. Ejemplar extraordinario de torre palaciega renacentista en ladrillo.

En 1874 y como consecuencia de las Guerras Carlistas, D. Vicente Tejero y Tapia, Marqués de Villasante, fue desterrado a Portugal.

Categoría: Monumentos

PALACIO DEL GENERAL VICENTE DEL RÍO CAREAGA

PALACIO DEL GENERAL VICENTE DEL RÍO CAREAGA

Este palacio tiene su portada de granito, adintelada entre columnitas, con tres escudos nobiliarios bastante erosionados. Tiene un patio castellano con un ala de columnas. El edificio que fue incendiado durante la "francesada", fue profundamente reformado a principios de este siglo, por el General D. Vicente del Río, Jefe de la casa Militar del Rey Alfonso XIII, en ella pasó unos días el príncipe D. Juan de Borbón. Fue el general coleccionista y amante de las antigüedades, y reunió una importante colección, de la que destaca sin duda la escultura zoomorfa celtibérica conocida como la "Marrana Cárdena", así denominada porque procedía del palacio de los Cárdenas, donde estuvo hasta 1916.

Categoría: Monumentos

Palacio de Ballesteros Ronquillo

PALACIO DE BALLESTEROS RONQUILLO

El Palacio de Ballesteros Ronquillo, se encuentra situado en la Calle Santa María. Se conserva solamente su fachada de corte renacentista del S. XVI.

Una preciosa portada con gran arco flanqueado por dos pares de columnas de orden dórico. Y sobre la cornisa dos frontones triangulares, en recuadros, los escudos de la familia y otra cornisa. Esta portada se encuentra coronada por un querubín alado.

Todo ello en piedra, el resto de la fachada de ladrillo y mampuesto, con grandes huecos.

Categoría: Monumentos

Iglesia de San Juan Bautista

IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA O DE LOS REYES

Es citada ya como parroquia en el censo de Gil Torres de 1250 y es verosímil que fuera la iglesia del palacio de los Trastámara, que luego a finales del S. XV la Reina Isabel cedió; fue ampliada y reformada por los caballeros Sedeño y Altamirano.

En su cabecera aún se aprecian arcadas dobles, restos del ábside mudéjar de la primitiva fábrica, contigua al palacio, con claras referencias de haber estado unida al mismo; por ser justo en ese punto donde la plaza doblaba el soportal hacia su zona norte.

En su fachada sur destaca la torre, asentada sobre un cubo de la propia muralla al que se añadió el cuerpo de campanas, con dos arcos por lado, apuntados y recuadrados en alfiz. Sobre él a finales de S. XVI de eleva una galería con balaustrada pétrea de clásicas bolas escurialenses y sobre la terraza emerge un cuerpo octogonal, con ventanas de medio punto y un chapitel de pizarra.

La portada sur es de la época de la reconstrucción de finales del S. XV y tiene en su hornacina una notable escultura del titular en piedra caliza, bastante mutilada, del S. XVI.

Es de una sola nave abovedada en el S. XVIII, que conserva algunos resto de armadura reaprovechados en la actual cubierta, con decoración de cardinas góticas. Tiene cúpula en el presbiterio, cuatro óculos y pechinas con relieves de los evangelistas. Alargada y estrecha con ampliaciones sucesivas a los pies del templo, donde estuvo su primitiva puerta. El coro de cúpula barroca, con pechinas de hojarasca y angelitos coronados que tienen instrumentos artesanales.

Categoría: Monumentos

Iglesia de San Miguel

IGLESIA DE SAN MIGUEL

Destaca su cabecera plana al exterior, con diversos arcos decorativos ligeramente apuntados y distribuidos de forma simétrica en toda la fachada.

En la fachada norte, puerta mudéjar casi intacta y algunas ventanitas de su primitiva fábrica. En lo alto de su muro dos oculos curiosos y raros.

La puerta sur neoclásica en ladrillo, deja ver tras de ella cenefas de la primitiva portada mudéjar.

La torre fue desmochada y le falta el remate. El cuerpo de campanas se cubre con sencillo tejado. Escalera entre los muros desde el presbiterio.

El interior de su elevada cabecera, de grandes dimensiones y bóveda que descansa sobre dos arcos apuntados de doble arquivolta y otros esbeltísimos que decoran los muros laterales, todo ello encalado.

El arco toral de piedra de granito con rosetas, corresponde a la reforma de finales del S. XV y principios del S, XVI, al igual que esos dos atrevidos y valientes arcos de la nave, que apearon el gran artesonado del que sólo quedan cuatro pechinas planas riquísimas en su decoración de lazo ataujerado de doce y los tirantes tallados. Nave amplia y renovada en su sencilla decoración neoclásica, tiene restos de los que fue un órgano en una tribuna elevada.

Categoría: Monumentos

Iglesia de Santa María la Mayor

Fundación y enterramiento del linaje de los caballeros Briceños. Templo de una sola nave en el que destaca su ábside con tres órdenes de arquerías ciegas dobladas de medio punto, con su tramo recto en la misma posición recuadrados, nave estrecha y alta.

La esbelta torre, otra brillante obra de la arquitectura mudéjar, es perforada en su base por un arco ligeramente apuntado, por el que trascurre la calle del mismo nombre.

El acceso desde le primer piso está empotrado en sus muros; dos estancias superiores son de bóveda apuntada, para llegar al cuerpo de campanas, con elevados ventanales apuntados de arcos dobles en alfiz y con cenefas de ladrillos en esquinilla, adorno tan característico del mudéjar de la Tierra de Arévalo. El cuerpo alto es posterior, de época neoclásica, remata en forma piramidal, entonado con el conjunto.

En su interior, desgraciadamente mal restaurado que produjo su hundimiento, quedan restos del espléndido artesonado mudéjar del coro bajo. En la nave un enterramiento gótico.

Categoría: Monumentos

Iglesia de San Martín

IGLESIA DE SAN MARTIN

Declarada Monumento Histórico Artístico por Decreto de 3 de Junio de 1931.

Tiene dos importante torres mudéjares conocidas popularmente como las "torres gemelas".

La de la cabecera, denominada "de los ajedreces" por los doce tableros de este juego que ostenta en los cuatro lados del cuerpo superior. Se eleva sobre un primer cuerpo de tres pisos de arquerías de ladrillo dobladas de medio punto y recuadradas en alfiz. Un segundo cuerpo con grandes arcos en archivolta cuádruple. Y tercer cuerpo con motivos decorativos de ajedrez, ladrillos en espiga, una cruz en la cara este y pequeños arquitos enmarcados, sobre los que se abre un amplio ventanal por lado, de cuatro arcos abocinados, también enmarcados en alfiz.

La otra torre situada a los pies del templo, es denominada "torre nueva", si bien por su arquitectura data del S. XII. Es lisa con esquinales y verdugadas de ladrillo, con mampostería de piedra rajuela. El cuerpo campanario tiene dos tiene dos ventanales de medio punto por lado, doblados y recuadrados. El tercer cuerpo, tiene al exterior cuatro arcos ciegos que albergan en su interior una preciosa bóveda esquifada, con perpiaños en cruz, de medio punto y de archivoltas dobles.

Tiene esta Iglesia un atrio románico, con columnas pareadas sobre alto petril y capiteles primoriosamente labrados, aunque muy deteriorados.

Categoría: Monumentos

Iglesia Sto. Domingo de Silos

IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE SILOS

Situada en la Plaza del Arrabal, es una de las iglesias consignadas como parroquia en 1250, si bien de la fábrica primitiva apenas queda la cabecera del templo románico-mudéjar de la primera mitad del S. XIII, de ábside con elevadas arquerías de medio punto dobladas sobre zócalo de mampuesto, y el primer tramo de la nave de la epístola, con un potente arco semicircular y bóveda de cañón levemente de herradura.

La portada principal del Arrabal fue construida en 1572. Tienen tres arcadas de sillares de granito almohadillados, al estilo grecorromano, con escudos abaciales de Sto. Domingo de Silos, de las que sólo están abiertas puertas en los dos laterales. Sobre ellas un frontón circular, con adornos de bolas escurialenses, rematando una cruz-veleta con la singularidad de tener tres bolas metálicas de estilo árabe, procedentes según la tradición, de la antigua mezquita de la ciudad.

Sobre la nave de la epístola y reforzado el muro con gruesos sillares de granito, se elevó la torre con decoración del S. XVIII, cuadrada en su parte baja, el cuerpo de campanas tiene un arco por lado. Sobre la terraza se eleva un cuerpo octogonal que tiene bolas y un antiguo reloj, remata en cupulilla.

En su interior destaca el presbiterio con bóveda apuntada, el Retablo Mayor barroco, con una talla del titular y lienzos.

Le separa de las naves una artística reja plateresca con barrotes salomónicos. En la nave de la derecha está un altar también barroco, con la imagen de San Francisco de Asís. En la nave de la izquierda hay tres capillas, dos de ellas con arcos de piedra y escudos. En la primera de ellas hay un Cristo Crucificado y en la otra está la imagen de la patrona de Arévalo Ntra. Sra. De las Angustias. Esta es una imagen vestida con dulce y angustiado rostro lloroso y cristo yacente a sus pies, de anatomía bien modelada.

Categoría: Monumentos

Iglesia del Salvador

IGLESIA DEL SALVADOR

Según una tradición apócrifa, su origen se remonta a la época del emperador romano Constantino que la mandó construir en la era de 336. Otra tradición asegura que fue la única Iglesia que mantenía el culto cristiano por los mozárabes, durante la invasión árabe. Algunos autores dicen que fue antigua sinagoga judía.

En su arquitectura destaca una elevada y robusta torre mudéjar, con dos arcos de medio punto por lado en el cuerpo de campanas, por estar enfoscada y con un remate tardío, no se aprecia bien su magnífica arquitectura. Tiene la subida embutida entre los muros, un cuerpo intermedio con cúpula semiesférica sobre trompas y faceta de esquinillas y otro con bóveda apuntada. Es nido habitual de cigüeñas.

La portada principal es neoclásica de ladrillo, con arco carpanel, pilastras y frontón curvo, de estética manierista, de finales del S. XVI y que oculta la anterior con columnas, de mediados del mismo siglo.

Ya en su interior, sobresalen sus tres naves con hermosas yeserías barrocas en sus bóvedas, sustentadas por potentes columnas de granito. Al lado del evangelio, tenemos unas interesante capilla románica, está en el cuerpo bajo de la torre y es un ábside con bóveda de cañón y arcos fajones con columnas, capiteles corintios y el arco toral sobre repisas con cabezas de monstruos. La torre y esta capilla son las partes más antiguas que se conservan en el edificio.

Categoría: Monumentos

Ermita de la Caminanta

ERMITA DE LA CAMINANTA

Fundada por Miguel Sánchez de Arévalo en 1530, regidor de la Villa y del linaje de los Sedeños, como puede leerse aún en su portada. Es un pequeño edificio de proporciones ideales y equilibradas, de sillares en piedra de granito, columnas que ostentan los escudos de Altamiranos y el águila de los Sedeños y columnillas de tipo balaustrada. En su interior, se venera la imagen de la Virgen del Camino, conocida popularmente como "La Caminanta".

Está situada a la salida del puente de Medina, en una encrucijada de calzadas y caminos antiguos, estratégico y mágico punto esotérico.

Categoría: Monumentos

Convento de los Trinitarios

RUINAS DEL CONVENTO DE LOS TRINITARIOS

Emplazado a orillas del Arevalillo, camino de la calzada Real de Ávila, lo que fuera su huerta y jardín es hoy el parque Gómez Pamo. La tradición asegura que lo fundaron San Félix de Valois y San Juan de Mata en 1215.

Gozó este convento de gran popularidad por ser el centro de la devoción mariana y gran prestigio. Tenía una impresionante biblioteca con alrededor de 5000 manuscritos y 10000 libros.

Fue uno de los edificios incendiados y saqueados entre el 22 y25 de diciembre en 1808, profanando tanto el convento como su Iglesia, quedando el edificio en ruinas.

En 1831 se adecuó lo que quedaba del edificio para Escuela de Ingenieros Militares.
Poco después , en el proceso desamortizador fue comprado en 1843 por Manuel López, vecino de Arévalo, pasando definitivamente a manos particulares, que nada han hecho por conservar tan históricos restos.

Categoría: Monumentos

La Lugareja

Declarada Monumento Nacional por Decreto de 3 de junio de 1931, es actualmente ermita y el edificio es el conjunto de ábsides y crucero de la iglesia del antiguo convento de Sta. María de Gómez Román. Es el más representativo del arte mudéjar, tanto de Arévalo como de la comarca y de los más importantes del foco regional de mudéjar castellano.

Lo que hoy resta es la cabecera de la Iglesia conventual, con tres ábsides, cimborrio con cúpula y tambor, y los brazos laterales del crucero.

Los arcos estructurales son apuntados y algo peraltados. Las ventanas y arcos decorativos son de medio punto.

Los tres ábsides son de curva prolongada, tienen sobre zócalo de mampostería con verdugadas de ladrillo, un solo cuerpo y arcos dobles, elevados y esbeltos. Remata una cornisa con esquinillas y facetas en nacela.

El cimborrio es como un macizo torreón cuadrado, con un cuerpo de siete arcadas por un lado, de las que sólo la central está abierta, es más baja y tiene doble arco.

El tambor tiene dieciséis arcos doblados en su desarrollo y sólo los cuatro cardinales son abiertos; entre ellos hay florones de piedra labrados con caras y motivos florales.

La cúpula, sobre una anilla de ladrillos esquinados, es semiesférica, lisa y tiene por clave una roseta de caliza también labrada.

En el ábside central hay un interesante retablo con los relieves de San Benito y la aparición de la Virgen de San Bernardo, de principios del S. XVII, sobrios y de vigorosos pliegues. La Virgen conocida como de “La Lugareja”, es una imagen vestida, a la que se honra en una romería anual.

Categoría: Monumentos

Convento de las Montalvas

Convento de las Montalvas o de Santa Isabel de Hungría, fundado en 1441 por Dª Ana y Dª Sancha de Montalvo, sobre su casa-palacio, casi un siglo después fue ampliado con al iglesia y claustros. Ya en el s. XVIII se construye la portada, que es lo único que nos queda. Es un ejemplo interesante de estilo barroco en ladrillo sobre la puerta adintelada y con escudos de la construcción anterior. Ha sido restaurada recientemente.